Hijas

post07.jpg

Un amigo, lejano ahora en mi pasado casi olvidado, decía que su pequeño hijo era su isla, a la que se aferraba para seguir viviendo. Encontraba en él la razón de su existencia.
Esta foto de Lucía y Eulogia es de principios de los ochentas. Las veo tan graciosas y desprolijas! Seguramente las interrumpí en medio de un juego que las divertía mucho. Si alguna vez pensé en ellas como mis islas salvadoras, estaba equivocado. En todo caso, son el principal motivo de mi vida si, pero no la razón de mi existencia. Saber que están me hace feliz y con eso me conformo. Es cierto en un punto: son islas, independientes y orgullosas, sensibles. No se atan a mi y yo no trato de retenerlas. Las sigo mirando hasta cuando se alejan.

By | 2008-05-09T08:40:39+00:00 mayo 9th, 2008|Fotos Encontradas, General, Taller|4 Comments

About the Author:

4 Comments

  1. daniela 10 mayo 2008 at 11:38

    son muy bellas, así pequeñas como antes, y seguramente ahora también.

  2. Alejandro 11 mayo 2008 at 19:12

    Es una imagen muy cálida, muy gestual, muy hermosa.

  3. Mala Memoria - Blogs lanacion.com 5 marzo 2013 at 9:02

    […] memoria. Aquí presento este mínimo fragmento de mi vida (personal y profesional) que empieza con mis hijas y continúa con […]

  4. Memoria fotográfica | Nano Fest 7 marzo 2013 at 2:07

    […] Mejor lo explica Juan Travnik, claro. Y Polly. O el mismo Daniel nos da una pista. […]

Comments are closed.