Abril 2006 /Septiembre 2007
Muestra en el Centro Cultural Borges.

El barrio en fotos. Por Leo Mirvois, Bernardita Morello, Natalia Zega, Dafne Gentinetta, Carolina Camps, Eva Fisher, Luciana Passerini, Pep Toni Basa, Javier Moreno, Julieta Caruso, Gimena Yagciyan, Diego Strappa, Ignacio Colo, Ana María Maldonado González.

El Once es un barrio que no es. Si uno lo busca en los mapas de la ciudad, no lo va a encontrar. Pero si pregunta por El Once, es probable que cualquiera pueda darnos una ubicación bastante precisa. El Once es un barrio judío dirán muchos. Un lugar donde los comercios de telas, ropa interior y las baratijas más diversas son el signo más elocuente de sus límites. Pero también es una mezcolanza de nacionalidades: peruanos, bolivianos y coreanos ocupan un lugar importante desde hace ya décadas. Pero el corazón del barrio, sus más antiguas instituciones y la tradición, sigue siendo judía, marcada por una historia trágica que resuena fuerte a partir de una sola palabra de la que casi nadie conoce su signifcado: AMIA Pero El Once es más que nada un barrio en permanente transformación, aunque siga escondido bajo el título de Balvanera. Mejor dicho: un barrio en superposición. Por que parece que sus edificios son siempre los mismos desde hace ya mucho, pero la actividad comercial va sumándole capas y capas y capas que hacen casi imposible percibir un paisaje, y mucho menos una foto que pueda representarlo claramente. Durante dos meses, los integrantes del taller de fotografía documental (FotoDoc) trajinaron sus calles y se enfrentaron con innumerables dificultades y no solo visuales. En el Once no se pueden tomar fotografías, y mucho menos en los alrededores de las sedes de organizaciones judias. Asi que este trabajo es como un gran caleidoscopio al que le falta un color. Pero es una ausencia edilicia, de agentes de seguridad y defensas de concreto. La vida está en cada una de las colectividades retratadas al paso, inmersos en el mismo trajin de todos los días y en el color exótico de algunos de sus lugares invisibles a la mirada del caminante: un viejo hotel de pasajeros visto desde adentro; un comedor peruano semi clandestino funcionando en un subsuelo prestado, casi una guerrilla culinaria. Onceópolis fue el título que mejor resume esta mirada colectiva, audaz y vibrante que quiere llamar la atención sobre un lugar que todos miramos al pasar, pero pocos conocen. Daniel Merle Noviembre de 2006

ALGUNAS IMÁGENES DE LA MUESTRA

CONTACTO

Email: info@fotodoc.com.ar